miércoles, 24 de julio de 2013

Sepia con albóndigas

  
Este es uno de mis platos favoritos, me encanta. Es un plato tradicional, sencillo pero laborioso. La cocina tradicional siempre es laboriosa pero merece la pena el tiempo que le dedicas, porque siempre sale exquisito. Sorprende que la carne y el pescado juntos puedan hacer un plato tan delicioso.
Si no encontrais sepias, el calamar es una buena opción como sustituto.

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS

1kg. de sepias o calamar.
300gr de carne magra de cerdo picada, yo he usado 500gr de carne. Os recomiendo que os lo piquen delante. Con ternera también salen ricas.
100gr. de panceta de cerdo ( para mi es muy graso y no voy a usarlo)
1 huevo

3dl de aceite, 3 ajos, perejil
1 trozo de pan remojado con leche, yo usaré agua ya que soy alérgica
1 cebolla
3 tomates maduros
15 almendras tostadas
1/2 copa de vino
sal, pimienta, harina y caldo de pescado o agua.

ELABORACIÓN

En una cazuela con  aceite se  sofríe la sepia limpia y cortada en trozos regulares. Cuando está dorada se reserva. 

En el mismo aceite se prepara un sofrito de cebolla cortada fina y tomates maduros. Dejamos que se concentre bien y cuando esté añadimos la sepia y lo dejamos todo junto durante nos 10 minutos.Después lo mojamos con un o dos vasos de caldo o agua. Lo dejamos cocer lentamente. 
A parte, amasamos la carne picada ( con la panceta bien picada si la utilizas) dos granos de ajo, perejil (cortado muy fino), el pan exprimido de la leche, la pimienta i el huevo (crudo, of course).
Una vez todo amasado, formamos bolas o albóndigas (con las manos, también of course), lo pasamos por harina y los freímos con poco aceite. Se escurre el aceite y se añaden las albóndigas al sofrito de  la cazuela donde está la sepia. Se deja cocer todo junto  a fuego bajo hasta que se concentre.

Para hacer la picada  necesitamos un mortero, ponemos en él  un grano de ajo, las almendras y el vino batido y lo molemos hasta que nos quede una pasta. 

En los últimos 10 minutos añadir la picada.
La picada es opcional, potencia los sabores del plato pero a veces resulta muy fuerte si no se está acostumbrado. Mi sugerencia es que la primera vez no lo echeis a la cazuela, sobretodo si hay niños, lo dejais a parte y cada uno se echa si lo desea.

2 comentarios:

  1. Que guay tu blog! Estas en mi blog favoritos ahora no te voy a perder
    Un bacio grande
    ilaria

    ResponderEliminar