jueves, 19 de diciembre de 2013

Crema de cacao

Cuando era pequeña una de mis meriendas favoritas era la crema de cacao. Esta receta es muy sencilla y queda muy rica, sana y natural. Hay que cogerle el punto de sabor al chocolate. Nosotros somos muy chocolateros y solo usamos chocolate negro, pero es cuestión de hacer mezclas. Os voy a poner una receta con sabor suave. La preparo con la thermomix.
Además de untar pan, podéis rellenar bizcochos o cruasanes.
Recodáis la publicidad :"leche, cacao, avellanas y azúcar...", pues en eso consiste la receta.




INGREDIENTES ( para 1/2 Kg.)
100g. de avellanas tostadas
150 gr. de azúcar
100gr. de chocolate negro (el que se usa para fundir o hacer pasteles)
100gr. de chocolate con leche
100gr. de chocolate blanco
150 gr. de aceite ( yo pongo aceite de oliva pero se  puede hacer con aceite de girasol)
200gr. de leche

ELABORACIÓN

Primero trituramos las avellanas y el azúcar 30 segundos a velocidad 10.  Seguidamente añadimos los chocolates y programamos 20 segundos a velocidad 9.  Después incorporamos el resto de los ingredientes y programamos 7 minutos, 50º, velocidad 4.
Ponemos la mezcla en botes de cristal, al ser 100% natural se conserva 8 días fuera de la nevera, y dentro casi tres meses. Os recomiendo guardarla dentro ya que sale mucha cantidad.

lunes, 16 de diciembre de 2013

Carpaccio de gambas de Chez Víctor


Esta receta proviene del restaurante Chez Víctor de Salamanca, Víctor se jubiló hace unos años tras una brillante carrera y haber conseguido una estrella Michellín.
Este es uno de los platos que vamos a servir estas navidades, es fácil de hacer y cómodo ya que se prepara con horas de antelación y se come frío.
En casa nos gusta pasar la Nochebuena sentados en la mesa, así que no hacemos platos que nos exigan estar en la cocina en el último momento, nos gusta sentarnos y disfrutar.

INGREDIENTES:
Gambas congeladas (tienen que ser congeladas ya que se consumen crudas)
Aceite de oliva, sal y pimienta
Bolsas de plástico para congelar
120 gr. de aceitunas negras  
40 gr. de aceitunas verdes
Alcaparras (2 cucharadas)
Anchoas (ocho filetes)
Aceite de oliva y vinagre de jerez.


ELABORACIÓN:
Carpaccio:
Pelamos las gambas y quitamos los intestinos (lo negro). Primero las abrimos  por la mitad con el vientre de la gamba apoyado en la tabla.   Luego preparamos una bolsa de plástico de congelar es decir las abrimos por tres lados dejnado el pequeño sin cortar.
Extendemos el aceite en el plástico y colocamos encima las gambas y las cubrimos con el otro lado de la bolsa.
Después las aplastamos con un mazo o con el culo de una sartén. Enrollamos el plástico y las dejamos reposar en la nevera. Nosotros lo hacemos de un día para otro.
Antes de comer colocarlas en un plato y poner sal (flor de sal), aceite y pimienta.

Preparación del carpaccio



Olivada o tapenade
Se trituran las olivas verdes, negras, las alcaparras y las anchoas con un poco de aceite de oliva (deben quedar trozos) en el minipimer.
Después se añade más aceite y vinagre hasta conseguir dar la consistencia que se quiera.
Se sirve con pan tostado (untamos el pan con la olivada y encima ponemos la gamba).


Lomo de cerdo con aceitunas

Este es un plato de la cocina tradicional Ampurdanesa, más que tradicional sería cocina casera, en este caso payesa, es decir de origen rural.
La cocina casera es una cocina poco sofisticada basada en calidad de las materias primas. Un invento bastante viejo para obtener unos buenos resultados culinarios aunque hoy en día se presente como una gran novedad presentándola como cocina de mercado.
Es un plato muy sencillo, que suele gustar a todos. Nosotros lo solemos preparar con patatas panadera hechas al horno.


INGREDIENTES para 6 personas

1 y 1/2kg. de lomo de cerdo cortado a lonchas no muy delgadas
250 gr. de aceituas sin hueso
cebollas
ajos
tomate
aceite
sal

ELABORACIÓN

En una cazuela con un poco de aceite se sofríe el lomo de cerdo. Reservamos la carne y en la misma cazuela y con el aceite que queda hacemos un sofrito. Primero echamos la cebolla picada y los ajos cuando está dorada añadimos el tomate y lo dejamos cocer poco a poco hasta que este en su punto (yo le suelo echar un chorretón de vino tinto, recordar que tiene que evaporarse antes de seguir cocinando).
Después se añade la carne y si nos parece seco un poco de caldo de carne o agua, dejandolo cocer media hora a fuego muy lento. Finalmente se añaden las aceitunas sin hueso. Se deja cocer un poco más, siempre a fuego muy bajo hasta que este en su punto. 

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Chipirones de Amama Tere

 La cocina forma parte de nuestra cultura y la heredamos de nuestros mayores que nos transmiten los gustos, los sabores y los aromas que se respiran en sus cocinas.
Esta una receta tradicional, que pasa de padres a hijos. Es la herencia de la amama (abuela), una maravillosa cocinera que siempre nos deleita con sus platos. Su casa siempre está llena de aromas de guisos largos que exigen amor, dedicación, cariño y paciencia, mucha paciencia.
Es un plato para hacer con tiempo y calma y mejor con compañía (cuatro manos son mejor que dos para rellenar los chipis), para degustarlo con amigos y familiares que les guste la buena cocina y las sobremesas largas.
Si hacéis chipirones de sobra, los metéis en el congelador y así tenéis para otro día, pero no se os ocurra descongelarlo o calentarlos en el microondas ya que la salsa, que tanto trabajo da, se desliga.
Si os sobra salsa, y no os quedan chipirones podéis preparar un arroz blanco y queda riquísimo mezclado.


 INGREDIENTES para 6 personas

24 chipirones ( los venden limpios en la pescadería)
3 cebollas rojas grandes
120gr. de jamón serrano
pan rallado
harina
aceite de oliva
ajos
2 cucharadas de salsa de tomate
tinta (venden unos botes de tinta, con una cucharadita es suficiente)
jerez
24 palillos


ELABORACIÓN

Relleno
Picar dos cebollas y sofreírlas en una sartén con aceite a fuego lento. Mientras tanto picamos el jamón muy pequeño y reservamos. Cuando la cebolla esté dorada, echar el jamón. Picar los tentáculos y añadirlos a la cebolla y el jamón. Darle solo una pasadita (si sale líquido se separa en un bol para añadirlo mas tarde a la salsa, si no sale pues una preocupación menos) y añadir una cucharada de pan rallado para secarlo.
Con esta masa rellenar los chipirones. Cerrarlos con un palillo y pasarlos por la harina. En la sartén que habíamos usado anteriormente echar aceite (no tiene que hervir) y pasar los chipis. Vuelta y vuelta ya que no tiene que hacerse.
Pasarlos a la cazuela definitiva.

Salsa
En aceite de antes (el que hemos usado para pasar los chipis) echar la cebolla picada y sofreirla con tres dientes de ajo picado.
Mientras se va haciendo, en un bol echamos el líquido que habíamos reservado (si no nada), un culo de jerez (si no tenemos también podemos echar vino blanco), la tinta y dos cucharadas de salsa de tomate.
Cuando la cebolla está hecha, añadimos la mezcla anterior y lo dejamos cocer 15 minutos a fuego lento. Después pasamos esta salsa por el minipimer.
Echamos la salsa sobre los chipirones que habíamos dejado en la cazuela preparados y lo cocemos durante un cuarto de hora a fuego muy bajo para que se pegue. Si la salsa ha quedado muy líquida, quitamos los chipirones y dejamos que la salsa se espese a fuego muy lento (no hay que quitarle el ojo de encima porque se pega a gran velocidad).
Es conveniente hacerlo el día anterior y calentarlo ante de comer a fuego muy lento.

martes, 10 de diciembre de 2013

Fideuà o mas bien "fideus rossejats"

Llevo mucho tiempo sin escribir,  he tenido un problema técnico. No llego a tiempo para fotografiar los platos, cuando me doy cuenta nos lo hemos zampado y solo queda el recuerdo.
Este es un plato de origen valenciano pero muy habitual  en la costa catalana.
Es un plato sencillo, sin pretensiones y fácil de preparar, en realidad se cocina igual que la paella o el arroz a banda. Nosotros lo cocinamos con pocas florituras, es mejor tener un buen caldo de pescado que mucho marisco.
La fiduà o fideuada, tiene muchas variantes. Hay quien pone cebolla al sofrito, quien añade sepia o otros pescados y marisco mientras se están cociendo los fideos.
Se suele acompañar con alioli o en nuestro caso con mayonesa con ajos.

INGREDIENTES para cuatro personas

para el caldo de pescado
1 y 1/2l. de agua
pescado de roca ( si no cabezas de merluza, de rape...)
1 cebolla
2 puerros
sal

para la fideuà
4 tomates maduros
fideos del  nº9 (en mi caso rompo espaguettis del nº11 cortados a trozos)
4 granos de ajo
aceite de oliva
sal


ELABORACIÓN
Primero elaboramos el caldo, recomiendo hacer cantidad y congelar (tiene multitud de usos: paella, patatas...). Lo hago en la olla a presión, es rápido, limpio y cómodo. Introduzco  todos los ingredientes en la olla y cuando sube la vávula, bajo el fuego y lo dejo 8 ó 10 minutos. Seguidamente cuando ha salido toda la presión abrimos  la tapa, colamos y reservamos.
Mientras se hace el caldo en un paella para arroz hacemos el sofrito. Ponemos aceite y cuando este caliente añadimos los ajos cortados finos, bajamos el fuego y dejamos que se doren. Añadimos los tomates cortados (si no tienes tomates frescos están muy ricos los de lata y si no tienes el día: tomate frito y a correr) y dejar que se concentre bien el sofrito.
Cuando esté a punto, añadir los fideos y dejarlos que se frían un poco sin dejar de removerlos hasta que queden dorados (de ahí su nombre: rossejat).
Finalmente, agregar el caldo (yo suelo cubrir los fideos) y dejarlo 15 minutos hasta que los fideos queden secos. Normalmente lo que hago es dejarlos 10 minutos en el fuego y meterlo en el horno a gratinar los últimos cinco minutos. También se puede realizar toda la cocción en el horno y gratinar los últimos cinco minutos.
Es normal servir con los fideos alioli (nosotros normalmente hacemos una mayonesa con un diente de ajo).

ALIOLI

 INGREDIENTES
2 granos de ajo pelados
aceite de oliva
sal



ELABORACIÓN

Picamos en el mortero dos granos de ajo pelados y un poco de sal, hasta que quede una pasta muy fina. Luego añadimos el aceite gota a gota y con la otra mano mezclamos sin parar con la mano de mortero, siempre en el mismo sentido hasta conseguir una masa espesa y compacta.

lunes, 9 de diciembre de 2013

MARMITAKO

Creo que mas que un blog de cocina catalana, este es un blog de cocina sencilla y sin grandes pretensiones. Cocina para cada día, para preparar, congelar o guardar o tal vez comerla sin esperar ni un minuto más. Platos para grandes y pequeños, para fiestas y para diario, pero platos resultones que no impliquen mucho tiempo y ni gran dedicación pero que cuando llegan a la mesa se convierten en los reyes de la comida.
Así que fuera lo de cocina catalana y bienvenidos a la cocina de fusión vasco-catalana que es lo que se come en nuestra mesa.
El marmitako es un plato muy habitual en la costa del País Vasco y se come durante la temporada del bonito, es decir en verano. Originalmente era la comida de los marinero en los barcos que hacían la costera del bonito, es muy parecido a lo que sería el "suquet" en Cataluña. Es de esos platos que en cada casa se cocinan de manera diferente.

INGREDIENTES para 6 personas

1Kg. de bonito limpio
1kg de patatas
12 pimientos choriceros ( en catalán nyores)
4 pimientos verdes
2 cebollas grandes
3 ó 4 dientes de ajo
aceite de oliva y sal
Afegeix la llegenda


ELABORACIÓN
Unas horas antes se ponen en remojo los pimientos choriceros, abiertos y sin pepitas.
En una cazuela se dora la cebolla, los pimientos verdes y los ajos picados.
Mientras tanto se limpia el bonito, quitando los pellejos y las espinas y se corta a dados de un o dos centímetros de grosor. Estos despojos nos serviran para hacer el  caldo que necesitaremos para cocer las patatas (yo tenía caldo  de pescado hecho en el congelador, pero también están buenos los caldos de bote, así que aligeré el tiempo al no tener que cocer el caldo).
Después colamos los choriceros,  con una cucharilla rascamos toda la carne y la añadimos a la cebolla ya dorada ( hay quien pasa los choriceros con piel por un pasapurés).  Añadimos las patatas ya peladas y cortadas en dados y el caldo. Cuando las patatas están cocidas, se apaga el fuego y se añade el bonito y se tapa la cazuela. Con el calor residual  de la cazuela en poco tiempo el bonito estará en su punto ya que sino queda muy seco